Connect with us

Hi, what are you looking for?

Policiales

“La envenenadora de Guaymallén”, más complicada: confirmaron que su hijastro de 9 años murió por tomar líquido anticongelante

Karen Oviedo, acusada de asesinar a su pareja con etilenglicol el año pasado, habría suministrado la misma sustancia a Elián, que murió en 2019.

Karen Oviedo (32), la mujer acusada de haber asesinado a su marido Rolando Aquino en febrero de este año envenenándolo con anticongelante para autos, enfrenta ahora un agravamiento de su situación judicial. Es que la Justicia confirmó que su hijastro, Elián Aquino (9), también murió a causa del consumo de dicha sustancia en 2019, por lo que todos los cañones apuntan ahora a la mujer, conocida popularmente en Mendoza como la “envenenadora de Guaymallén”.

Este jueves —consigna el diario Los Andes—, los peritos forenses pudieron corroborar que el fallecimiento del Elián, hijo biológico de Rolando, había sido producido por una “falla orgánica luego de la ingesta de un anticongelante para autos”, tal como sospechaba la fiscal Claudia Ríos Ortíz, quien lleva adelante la investigación sobre el asesinato. Por eso, el informe encargado por el Ministerio Público Fiscal reveló que el menor también murió envenenado por la ingesta de etilenglicol, igual que su papá.

Un dato informático formó parte de los indicios que pusieron a Oviedo en la mira de los investigadores. En su computadora, la mujer había buscado en Google “cómo matar con veneno”, y había comprado a través de MercadoLibre la sustancia que más tarde fue hallada en el cuerpo de su marido.

Karen Oviedo conmovió Mendoza

El martes 8 de febrero de este año, Rolando Aquino (47) murió en una clínica privada de Guaymallén, Mendoza. Ese lunes lo habían internado ante un fuerte cuadro de descompostura, con vómitos casi permanentes.

Los antecedentes médicos daban cuenta de problemas en la piel y de una enfermedad que estaba en pleno tratamiento. También, de una profunda depresión por la inesperada muerte de su hijo de nueve años, ocurrida tres años antes y cuya causa, se creía hasta ahora, había sido un aneurisma. Pero el cuadro de internación de Rolando se presentaba totalmente desconectado de sus enfermedades preexistentes.

Tras la muerte del hombre, la primera persona indagada fue su pareja, Karen Oviedo. Las versiones acerca de la medicación que le daba a su difunto marido no eran claras. De hecho, según las fuentes policiales, eran contradictorias. Y hubo testimonios que incriminaron a la mujer. Una empleada doméstica aseguró que ella le hacía tomar a Aquino una botella de medio litro de una “supuesta medicación”.

Por el testimonio, esa botella fue peritada y en ella se encontraron restos de etilenglicol; el ingrediente primario de los anticongelantes para automóviles. Se trata de un químico incoloro, inodoro y con sabor dulce.

“Creemos que la mujer le suministraba el líquido camuflado con jugo de naranja. Al no tener sabor, pasaba desapercibido. Fue un trabajo minucioso y con paciencia”, sentenció una de las fuentes de la investigación.

La primera muerte de “la envenenadora de Guaymallén”

Elián Aquino, el nene que supuestamente había muerto por un aneurisma. Foto Los Andes.Elián Aquino, el nene que supuestamente había muerto por un aneurisma. Foto Los Andes.

Tras la muerte de Rolando Aquino y ante las evidencias de que había sido víctima de un homicidio, la fiscal decidió avanzar con una investigación sobre la muerte de su hijo, ocurrida en 2019. Y según el informe que salió a la luz este jueves, Oviedo también habría sumado etilenglicol a las bebidas que tomaba el chico de 9 años. Habría sido cuando su mamá lo había llevado a la casa de su padre para pasar unos días en las vacaciones de invierno.

El pequeño llegó a la casa el 2 de julio y en la mañana del 7 ya debió ser llevado al hospital en grave estado de salud. Tenía una “fase 3” de intoxicación, lo que implica una falla multiorgánica. No hubo mucho que hacer, unas pocas horas más tarde, murió.

En ese momento, el chico fue velado y sepultado en un cementerio privado.

La historia clínica del nene que los pediatras redactaron en su momento ofrece un panorama muy minucioso de lo que le ocurrió a Elián, se. Eso aceleró los tiempos y permitió a los investigadores conseguir nueva información.

El hermano de Rolando declaró ante la fiscal que también él pudo haber sido víctima de su cuñada. Contó que, en enero, sufrió una descompostura después de beber un jugo que le dio Oviedo cuando estuvo de visita en su casa.

La acusada, quien tiene otras dos hijas de un matrimonio anterior, era dueña junto a Rolando de un almacén ubicado en la casa del hombre. Ahora se encuentra imputada por “homicidio agravado por ensañamiento, alevosía veneno u otro procedimiento insidioso y por el vínculo”, una carátula que por si sola prevé prisión perpetua.

Contáctese con la Producción de Catamarca Play 383 4 351218

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También le puede interesar