Connect with us

Hi, what are you looking for?

Internacional

Estados Unidos: en un hecho “histórico” buscan legalizar a los casi 12 millones de inmigrantes sin papeles que ya viven en el país

Los hizo una legisladora republicana con el apoyo de pares demócratas. No se presentaba un proyecto así desde 1986.

En una conferencia de prensa a los pies del Congreso, y mientras cientos de miles de migrantes se agolpan en la frontera con la intención de ingresar a Estados Unidos, una legisladora republicana presentó este martes un proyecto de ley que crea un camino para legalizar a los casi 12 millones de inmigrantes sin papeles que ya viven en el país, en una iniciativa bipartidista amplia que no se veía desde hace 36 años y que aborda un tema sensible y divisivo de la campaña electoral.

En una rueda de prensa con el Capitolio a sus espaldas, la representante republicana por Miami María Elvira Salazar dio detalles del proyecto de su autoría, pero que cuenta con el aval de varios legisladores de la oposición. A su lado, estaba la copatrocinadora del programa, la demócrata por Texas Verónica Escobar y otros legisladores republicanos y demócratas que dijeron que era un hecho “histórico”.

El programa se llama “The Dignity Act”, la ley dignidad. Según Salazar, es el primer proyecto de inmigración bipartidista de esa envergadura presentado en el Congreso desde la reforma de Ronald Reagan en 1986.

Además de la legalización de los que viven en el país, el programa también contempla la asignación de miles de millones de dólares para aumentar la seguridad fronteriza, un esfuerzo que será pagado por los propios migrantes que deberán aportar dinero para regularizar su situación.

El republicano Jenniffer Gonzalez-Colon, en Washington. Foto EFEEl republicano Jenniffer Gonzalez-Colon, en Washington. Foto EFE

Sin costo

“Es un momento histórico”, dijo Salazar. “Estamos arreglando la inmigración legal y no le costará al contribuyente un centavo“, dijo Salazar. “Será pagado en su totalidad por las personas que están aquí” y tendrá que ver con el camino establecido para legalizar su estatus.

Salazar dijo que el proyecto tiene una gran oportunidad de ser aprobado por el Congreso y llamó a todos los legisladores a sumarse y discutir ideas. Dice que el plan aborda las preocupaciones de ambos partidos. “Se ha estado tratando de arreglar la migración desde hace 36 años. Muchos ante que nosotros lo han intentado, pero hoy es un nuevo día”, dijo.

El tema migración es muy divisivo en el país. Siempre genera promesas de campaña electoral, pero muy pocas veces se toman medidas amplias al respecto. Donald Trump quiso construir un muro en toda la frontera, pero no cumplió. Joe Biden prometió una reforma “humanitaria” y recién ahora está tomando algunas medidas ante la crisis en la frontera con Mexico.

El proyecto de ley presentado este martes contempla una novedad que los republicanos se han resistido a aceptar: un camino para que los inmigrantes que residen ilegalmente en los Estados Unidos desde hace más de cinco años y que han respetado la ley, pagado los impuestos y criado hijos estadounidenses, puedan regularizar su status.

“Es dignidad para esos millones de personas que son invisibles para muchos norteamericanos pero que están haciendo los trabajos que otros no quieren o no pueden. Ellos se merecen el respeto”, dijo Salazar.

Pero esa legalización no será una “amnistía” y no les resultará gratis a los inmigrantes. Los republicanos lo quieren dejar bien en claro a sus seguidores.

Una mujer con su hija en Ciudad Juárez, México, en busca de llegar a Estados Unidos. Foto ReutersUna mujer con su hija en Ciudad Juárez, México, en busca de llegar a Estados Unidos. Foto Reuters

Con la excepción de aquellos que han cometido un delito, el programa autorizaría a inmigrantes sin papeles a vivir en los Estados Unidos durante siete años, bajo el programa llamado “Estatus de Dignidad”, después de pagar US$ 5.000. Durante ese período podrán salir del país y regresar al país sin problemas.

Después de esos siete años, los inmigrantes calificarían para el “Estatus de Redención”, lo que llevaría a la ciudadanía con un costo de otros US$ 5.000.

“No es amnistía”

“No quiero que nadie vaya a confundir la palabra dignidad con amnistía. Amnistía es lo que tienen los indocumentados hace asi 30 años: escuelas gratis, hospitales gratis y servicios públicos. Bajo esta ley, todos tienen que pagar su cuota”, dijo Salazar.

El proyecto contempla que esos fondos recaudados de los inmigrantes –que calculan que podrían llegar a US$ 45.000 millones— podrían sumar varios miles de millones de dólares–, se utilizarían para financiar un nuevo programa de reeducación de trabajadores para ayudar a cualquier trabajador estadounidense que sienta que ha perdido sus empleos a manos de un inmigrante a obtener la capacitación necesaria para obtener un mejor trabajo.

Los que buscan la ciudadanía no tendrán acceso a programas o subsidios gubernamentales y deberán pagar su propio seguro de salud. Además, se les deducirá del sueldo el 1,5% para un fondo especial que se utilizaría para la seguridad en la frontera y con eso también se planea comprar tecnología de vigilancia, y más patrullas. El proyecto establece que no se construirá un muro como quería Trump.

El plan contempla también la creación en la frontera de cinco “campus humanitarios”. La diputada dijo que la construcción de esos centros pondría fin a la controvertida política conocida como “captura y liberación”, en la que a los inmigrantes ilegales detenidos se les permite salir libres mientras esperan una resolución de sus casos.

Los campus evitarían que los miembros de la familia se dividieran y los inmigrantes tendrían una resolución de sus casos dentro de los 60 días, después de lo cual los solicitantes sabrían si el asilo ha sido aprobado, denegado o pendiente, en cuyo caso se les permitiría estar libres mientras usan un brazalete en el tobillo.

También contempla la creación de centros de procesamiento en distintos países (una iniciativa que está prevista en el último plan de Biden), para que los migrantes no se agolpen en la frontera y evitar el tráfico de personas Salazar dijo que espera que el sector privado apoye el proyecto de ley, que brinda soluciones a la escasez de mano de obra que han estado enfrentando.

“Y la dignidad es la mejor solución que existe, porque la realidad es que no hay otra reforma migratoria completa que sepamos que haya sido escrita ni en la Cámara de Representantes ni en el Senado”, dijo.

Contáctese con la Producción de Catamarca Play 383 4 351218

También le puede interesar

Política

Cobrarán unos 4,5 millones mensuales en mano, más del doble que ahora. En medio de una encendida polémica, el Senado aprobó a mano alzada y...

Política

El espacio que lidera Elisa Carrió reclamó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que incluya a todas las prepagas en la...

Educación

Se acordó con el Consejo Interuniversitario Nacional. El mismo día en que una marcha terminó en abrazo al Hospital de Clínicas en una protesta más de...

Internacional

Tensión en la capital francesa en medio de la escalada de violencia en Medio Oriente. Un hombre ingresó este viernes al consulado de Irán...