Connect with us

Hi, what are you looking for?

Policiales

Visitó a un chamán para “recuperar” a su novio y fue violada

“Pensá que lo estás besando a él”, le decía “El Indio”, de 52 años, que fue detenido cuatro meses después, a la víctima, de 24.

Soy Roberto Carlos, vidente de nacimiento, estudié Parapsicología, para afianzar mis dones“. Así se presentaba en Facebook “El Indio”, un hombre que fue detenido en Las Termas de Río Hondo (Santiago del Estero) por violar a una joven que había ido a verlo para “recuperar” a su novio.

En la descripción de su cuenta, decía haber “aliviado a una gran cantidad de gente” y prometía “encontrarle solución” a cualquier problema que se le presentara a una persona. “Seriamente, sin promesas infundadas. Vidente Natural y parapsicólogo Roberto Carlos, ‘El Indio'”, completaba.

Pero ahora el futuro de este hombre de 52 años, de apellido Arasco, parece estar detrás de las rejas, acusado de un grave delito.

Un posteo del acusado en Facebook.Un posteo del acusado en Facebook.

Desanimada porque no lograba reencauzar la relación con su pareja, una joven de 24 años fue a verlo, ya que él le había prometido que iba “a recuperarlo“. Pero la visita se convirtió en una pesadilla para la mujer.

El hecho se registró en un hospedaje donde el abusador tenía su “consultorio”. La víctima (cuya identidad se resguarda), le había contado a su madre que la relación con su novio no andaba bien.

Preocupada por la salud anímica de su hija, la mujer le recomendó ir a ver a “El Indio”, porque ella había tenido una buena experiencia. Se trata de un chamán que también dice ser parapsicólogo y vidente, que además atendía en Tucumán y Santiago del Estero.

El caso

Todo sucedió el 26 de noviembre, aunque recién trascendió en los últimos días. A las 9 de la mañana, ambas se presentaron en el hospedaje “Rojas”, en avenida Juan Bautista Alberdi al 1300 (ruta nacional 9).

Arasco escuchó atentamente cuál era el problema de la joven y, después de ello, le ordenó que pasara a la habitación, sin su madre.

Una vez adentro, la joven pudo observar un panorama bastante desagradable: una mesa chica con dos sillas en donde tiraba las cartas, una cocina con bacha y una heladera.

Todo ello en una habitación bastante mal mantenida, con paredes descascaradas y falta de pintura. También, cruzando una puerta, vio la habitación con ventana amplia, en la que había una cama de dos plazas, un televisor y un ropero viejo.

De acuerdo a lo que relató la mujer al fiscal Oscar Zanni, luego la hizo entrar al sector donde tiraba las cartas y mientras prendía una vela con forma de pene con una vagina, de color rojo con negro, le dijo que su novio estaba conociendo a otra mujer, la cual lo satisfacía, pero que él la amaba a ella.

Te voy a ayudar a sacar todo ese mal que tienes adentro“, le dijo “El Indio” a la joven, que solo pensaba en recuperar a su novio.

Orá conmigo“, le pidió el chamán y ella le hizo caso. Mientras tenía sus ojos cerrados, sintió que el hombre le puso las manos en su boca diciéndole: “Pensá que lo estás besando a él“.

La joven empezó a dudar del método de Arasco, pero éste insistía en que debía hacerlo para “sacar el mal” que tenía adentro. Luego, la hizo levantarse y la acercó hacía él, mientras permanecía sentado. Allí, comenzó a tocarle la cintura por encima de la ropa, repitiéndole constantemente que pensara en el novio.

Lo peor estaba por venir. “El Indio” empezó a besarle el cuello a la joven, siguió por la oreja, metió la mano abajo de la blusa y le tocó los pechos, para luego introducir la mano dentro del pantalón. Para “actuar” con mayor impunidad, le pidió que saliera y le dijera a su madre que se fuera porque iban a demorar, pero la mujer respondió que esperaría.

A continuación, el hombre continuó manoseando y besando a la víctima, quien se resistió.

Un pedido insólito

Insólitamente, para “terminar el trabajo“, el chamán le dijo que debía traerle un frasco de miel. Junto a su madre, salió del “consultorio”, fue a su casa, buscó dinero, compró el frasco de miel y, acompañada por su hermano, se lo llevó.

Otra vez, “El Indio” manoseó a la joven. Días después, cuando ella tomó conciencia de lo que había pasado, decidió contarles a sus familiares, quienes le aconsejaron hacer la denuncia, la cual fue radicada el 2 de diciembre en la Oficina de la Mujer y la Familia.

De estatura baja, tez morena, con sobrepreso y de rasgos norteños, el sospechoso cayó el jueves 31 de marzo en el mismo hospedaje donde había ocurrido todo, tras la orden de detención firmada por el fiscal Zanni, que lo imputó por “abuso sexual con acceso carnal“.

Contáctese con la Producción de Catamarca Play 383 4 351218

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También le puede interesar