Connect with us

Hi, what are you looking for?

Internacional

Se fue de vacaciones y dejó a su bebé sola en casa: “Deshidratación extrema”

La nena de un año y cuatro meses fue abandonada más de una semana.

Una mujer fue imputada por asesinato luego por supuestamente haber dejado morir a su hija de un año y cuatro meses por “deshidratación extrema”.

Cuando volvió a su casa, la joven de 20 años buscó a su hija y se percató de que no respondía. Así que llamó a un hospital para que la atendieran y, de ser posible, la reanimaran.

La madre fue imputada por el delito de asesinato.La madre fue imputada por el delito de asesinato.

Lamentablemente, el esfuerzo de los profesionales de la salud fue en vano. A pesar de las múltiples maniobras de reanimación, la pequeña no pudo ser salvada por los médicos.

Más tarde, varios vecinos confirmaron que durante esos días solían escuchar a la bebé llorar. La cadena Telemundo habló con una vecina de Kristel que dijo acerca de ella que “siempre quería salir y quien cuidaba de ella era la abuela”.

La mujer está encerrada en la cárcel del Condado de Cuyahoga, ya que no pudo pagar una fianza de un millón de dólares por daños. Permanecerá allí hasta la visita preliminar ante el Tribunal Municipal de Cleveland, que será el 28 de junio.

Los equipos forenses siguen trabajando para confirmar que efectivamente se haya tratado de un caso de deshidratación extrema.

El bebé tenía un año y cuatro meses. Foto ilustrativa: ShutterstockEl bebé tenía un año y cuatro meses. Foto ilustrativa: Shutterstock

La deshidratación en los bebés

Según el personal de Healthwise, la deshidratación en bebés y niños puede producirse rápidamente y ser muy peligrosa. Hay que prestar especial atención a las señales tempranas de deshidratación: fiebre alta, somnolencia, vómito, diarrea o incapacidad de beber líquidos.

Otro síntoma se percibe cuando los bebés lloran desconsoladamente y no les caen lágrimas o cuando sus ojos se les hunden y les aparecen ojeras. También cuando su cantidad de orina disminuye y se hace más densa.

La deshidratación sucede cuando el cuerpo pierde mucha cantidad de agua. Puede suceder si un niño deja de tomar líquidos o pierde grandes cantidades de líquido debido a diarrea, vómito o sudoración. Esto disminuye la cantidad de sangre que circula hacia los órganos del niño.

En diálogo con El Confidencial, la pediatra Mercedes de la Torre aseguró que “los padres deben tener mucho cuidado durante las horas centrales del día para no exponer al bebé a un riesgo extremo de sufrir un golpe de calor. En verano, tienen que salir protegidos y en momentos en los que el sol no caliente con tanta fuerza”.

La deshidratación en bebés y niños puede producirse rápidamente y ser muy peligrosa. Foto: ilustrativa Shutterstock.La deshidratación en bebés y niños puede producirse rápidamente y ser muy peligrosa. Foto: ilustrativa Shutterstock.

La profesional del Servicio de Urgencias Pediátricas del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús dice que es muy importante hidratar al niño con agua constantemente y colocar un paño mojado en agua fría para recuperar, poco a poco, la temperatura corporal habitual.

Paula Vázquez, la presidenta de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas, aconsejó no exponerlos al sol y refrescarlos con baños o ventilador, ponerles ropa ligera, gorra y mantenerlos en la sombra.

Contáctese con la Producción de Catamarca Play 383 4 351218

También le puede interesar