Connect with us

Hi, what are you looking for?

Deportes

Nadal “sobrevivió” a las tres horas frente a Zizou en el Masters 1000 de Roma: “Si me rompo, me rompo; mala suerte”

Rafa tuvo que jugar tres sets (4-6, 6-3 y 6-4) para superar al belga.

Mal día para los argentinos: Cachin, Podoroska y Carlé, eliminados.

Rafael Nadal superó el debut en el Masters 1000 de Roma con bastante trabajo. Necesitó casi tres horas y remontar una desventaja de un set para superar por 4-6, 6-3 y 6-4 al belga Zizou Bergs, proveniente de la qualy y 108° del ranking, y avanzar a la segunda ronda de un torneo que ganó en diez ocasiones, más que nadie en la historia. Si bien reconoció que jugó un buen partido, el español, que desde que volvió al circuito en Barcelona fue probando cómo se sentía sin arriesgar de más, aseguró que puede dar más y que, con Roland Garros cada vez más cerca, es momento de dejar todo en la cancha.

“Es difícil porque intento hacer las cosas paso a paso, haciendo mejoras cada día, pero llega el momento donde debo intentarlo y dar mi cien por ciento. Molestias tengo siempre, la cosa es si me limitan o no. De alguna manera me limitan, pero tengo que intentar que no. Tengo que quitarme ese miedo a romperme. Tengo que forzar y probarme. Si me rompo, me rompo. Mala suerte. Ese es el objetivo de esta semana“, reconoció en la conferencia de prensa posterior a su triunfo.

Está claro: el Grand Slam francés, en el que se coronó un récord de 14 veces, es hoy el objetivo final de Rafa. Quedan algo más de dos semanas para que comience la acción en el club de Bois de Boulogne (el 26 de mayo) y el mallorquín quiere llegar a ese torneo de la mejor manera posible, porque -ya avisó más de una vez- no quiere jugar en París si no se siente competitivo. Por eso, en el Foro Itálico no se va a contener.

Ante Bergs -quien tras el encuentro aseguró que por momentos vio “destellos del mejor Nadal”, aunque sin la misma consistencia de antes-, el mallorquín arrancó mejor. Rápido de piernas y leyendo bien el juego de su rival, llegó a estar 3-1 y 30-0 arriba. Pero comenzó a errar de más y su falta de ritmo y hasta los nervios se hicieron evidentes.

“El partido había empezado bien para mí, pero jugué un juego mal, con 20 minutos de dudas y sin tranquilidad”, aseguró.

El belga aprovechó el flojo momento de su adversario y dio vuelta ese primer set. Había aroma a sorpresa en el estadio, sin embargo, Nadal encontró la manera de volver al partido. Tras una breve interrupción en el arranque del segundo parcial porque un espectador se descompuso en la tribuna, el español consiguió un quiebre en el segundo game y se llevó luego ese capítulo. Y en el tercero, más intenso y con más potencia y precisión en sus tiros, pudo sellar la victoria.

“No fue un buen partido. Encontré la manera de ganar y darme la opción de jugar una vez más. Y jugué tres horas y me encuentro bien. Por mis entrenamientos, mi sensación es que puedo hacerlo mejor de lo que lo he hecho hoy. Estoy sacando mejor que en Barcelona y me siento más rápido. A veces, me voy muy atrás de la línea y eso es algo que quiero mejorar. Creo que necesito organizar mejor mi posición en pista. El primer set de mi último partido en Madrid es la referencia de cómo necesito jugar”, analizó, recordando la pelea que le dio a Jiri Lehecka en la Caja Mágica antes de ceder 7-5 y 6-4.

“La realidad es que partidos como el de hoy ayudan a que el cuerpo se adapte a los niveles de exigencia que marca el circuito. Si salgo vivo de estos partidos siempre es una buena noticia. A nivel tenístico, tengo que hacer las cosas mucho mejor. Pero hoy estoy encantado con la victoria”, continuó.

Y siguió: “Tengo que aceptar que mi nivel va y viene. No es tan estable como era antes. Necesito encontrar esa estabilidad de nuevo. Me siento más cerca del nivel al que quiero estar en los entrenamientos, pero luego tengo que ponerlo en los partidos y eso me está costando. Quizá en dos días no pueda jugar bien, es posible, pero espero hacerlo mejor. Día a día, tengo una visión positiva de todo”.

En la segunda ronda tendrá una prueba mucho más exigente que la del debut. Enfrentará al polaco Hubert Hurkacz, número 9 del mundo y campeón a principios de abril en Estoril.

Nadal viene de dos temporadas de poquísima competencia. En 2023 jugó apenas dos torneos, la United Cup y el Australian Open. Tras perder en Melbourne en segunda ronda, se alejó del circuito por una lesión en la pierna izquierda, que lo mantuvo inactivo por el resto del año. Durante ese tiempo alejado del circuito comentó -aunque sin confirmarlo del todo- que 2024 marcaría su retiro.

Volvió en Brisbane, en enero, pero sufrió otro problema en la misma pierna, que lo obligó a pasar por el quirófano -“Me tuvieron que quitar una parte importante del tendón de mi psoas”, contó- y tuvo que parar otra vez. Y una molestia abdominal lo forzó a estirar su inactividad hasta Barcelona.

Cayó en segunda ronda del Conde de Godó y llegó hasta los octavos en el Masters 1000 de Madrid, en donde jugó un par de muy buenos partidos. Y ahora irá por todo en Roma, con el objetivo de llegar lo mejor posible a Roland Garros, quizás el último torneo oficial de su carrera.

“No jugué mucho estos últimos tres años, todo es mucho más difícil e imprevisible para mí ahora, pero estoy convencido de que puedo jugar mucho mejor que esto. Tengo que ir viendo cómo avanzan las cosas. Si me puedo adaptar a todo. Roland Garros es en tres semanas y tengo que forzar mi cuerpo para prepararme de cara a lo que me viene”, aseguró.

Contáctese con la Producción de Catamarca Play 383 4 351218

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


The reCAPTCHA verification period has expired. Please reload the page.

También le puede interesar