Los docentes piden la emergencia alimentaria por los alumnos

54 0

Como consecuencia de la nueva devaluación, muchos alumnos de las escuelas públicas dependerán cada vez más de los comedores escolares, advirtieron algunos sindicatos docentes. Por eso, para hacer frente a esa situación, anunció el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, los sindicatos docentes exigirán al gobierno “un plan de emergencia alimentaria a nivel nacional”.

Pese a que se ha transformado en clave para muchas familias, el servicio alimentario en las escuelas “es realmente un desastre”, denunció Baradel. En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, se destinan $27 pesos por alumno a tal fin.

“Es una vergüenza lo que envía el Estado. Esos $27, además, han sido pulverizados por la nueva devaluación. Nosotros ya veníamos reclamando el aumento de ese montoy de los cupos escolares, pero después de la devaluación de esta semana vamos a tener que revisar los números. Pedíamos 500.000 cupos nuevos, pero creemos que esos cupos se van a tener que incrementar por el aumento de familias que cayeron por debajo de la línea de pobreza a partir de este lunes”, explicó Baradel a Página/12.

“Esta semana hubo proveedores que les dijeron a los directores que con el monto actual no van a poder sostener el mismo tipo de viandas. Y eso que ya venían enviando menos comida y de menor calidad”, advirtió el sindicalista, sobre los primeros efectos de la corrida cambiaria que se están evidenciando en los comedores escolares.

“Los chicos preguntan por la comida cada vez más temprano”

Los chicos se nos están desmayando en las escuelas, sobre todo, aquellos de los sectores más vulnerables”, aseguró en el mismo sentido Verónica Magario, candidata a vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires del Frente de Todos, alertada por “profesores de educación física y preceptores” de distintas localidades.

La situación de las escuelas en la Ciudad de Buenos Aires también se verá afectada tras la megadevaluación, consideró Eduardo López, secretario general de UTE. “Últimamente, los chicos nos están preguntando cada vez más rápido cuándo sirven la comida. Con la panza vacía, no pueden estudiar”, dijo López a Página/12. Y denunció, al igual que Magario, “los días lunes tenemos cada vez más desmayos”.

“¿Vuelve el pan?”. Esa fue la gran pregunta que, aseguró López, se repitió en varias escuelas de la Ciudad el día posterior a las P.A.S.O. “Mirá las conexiones que hacen los chicos tras una elección”, subrayó. El pan, recordó el gremialista, “fue retirado de las escuelas porteñas porque el gobierno dijo que engorda. Pero los chicos tienen hambre, necesitan el pan”.

Los desayunos en las escuelas porteñas, según detalló el sindicalista, consisten en un mate cocido con galletitas o con una barra de cereal. “Antes incluía, además, una manzana. Pero también la sacaron”, denunció López.

El referente sindical advirtió también sobre los recortes en los almuerzos que brindan las escuelas de jornada completa: “Actualmente se está dando un guiso o una milanesa con tres gajos de naranja. Ni siquiera les dan la naranja entera, como hacían antes”.

Por la crisis económica, agregó Jorge Adaro, de ADEMYS, los chicos “ya no hacen las 4 comidas”. “Claramente, hay un proceso de desmejoramiento de las condiciones materiales. Yo soy maestro de séptimo grado en Villa Soldati y hay muchos chicos que se saltean la merienda, por ejemplo. Hay un número creciente de papás y mamás sin trabajo y un uso creciente de comedores y merenderos. La devaluación del lunes va a tener sin, ninguna duda, un impacto en este proceso de desmejoramiento”, completó Adaro.

Pedirán la declaración de “emergencia alimentaria”

Por ello, este martes, Ate Capital, Ctep Capital, Ute y Sute se reunirán “para pedirle a Larreta que declare la emergencia alimentaria, que duplique las partidas alimentarias en los comedores escolares y en los merenderos barriales, que devuelva el pan que sacó a las escuelas y que adelante el horario del desayuno y de la merienda, para que los chicos puedan estudiar tranquilos y dejen de preguntar desde que entran a la escuela ‘¿A qué hora comemos?’”, adelantó López.

El pedido de emergencia alimentaria se replicará a nivel nacional. Además, los sindicatos docentes reclamarán la apertura de paritarias. “Desde el punto de vista de las trabajadoras y trabajadores de la escuela, la situación está muy complicada. Desde el lunes hay un nivel de angustia muy importante. Hasta hace unos meses, la pregunta tanto en el sindicato como en la escuela era qué día cobramos. La pregunta ahora es a partir de cuándo se puede pedir adelanto”, lamentó Adaro.

El acuerdo paritario que rige en la Ciudad –que no fue firmado por UTE ni por ADEMYS– establece un incremento semestral que, “en un marco de devaluación e inflación galopante”,  es “imposible de sostener”, indicó Adaro. Por eso, los sindicatos exigen a la ministra de Educación de CABA, Soledad Acuña, la “reapertura inmediata de la mesa salarial para establecer un aumento de emergencia”, agregó.

Dejá tu comentario – Producción: Cel.: 383 4 351218

Noticias Relacionadas

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *