Connect with us

Hi, what are you looking for?

Deportes

La reacción de Chiquito Romero, ante los insultos de los hinchas de Racing

  • El arquero fue clave en la tanda que definió al semifinalista de la Libertadores.

La imagen del final refleja el destino final de la serie entre Racing Boca. Dos botellas llenas de agua arrojadas desde la platea intentan alcanzar a Sergio Romero, el arquero nacido en el predio Tita y confesó hincha académico. Pero ahora Chiquito defiende el arco del elenco que comanda Jorge Almirón y las manos del misionero subcampeón del mundo en Brasil 2014 son las que llevaron a Boca una semifinal de Copa Libertadores tras 5 años.

“Romero / hijo de p…”, se escucha de los pocos quedaron en el Cilindro, esos hinchas que no le perdonan los penales atajados a Gonzalo Piovi y a Leonardo Sigali ni tampoco aquella declaración de que Boca era el equipo más grande de la Argentina. Poco le importó a Chiquito, hay que decirlo. Se comportó como un caballero ante los insultos y los silbidos de los hinchas. Pero fue vital para Boca con sus penales.

“La cabeza trabajó muchísimo en estos días. Sabía lo que tenía que venir a hacer en este partido. No me esperaba que la gente me putee como me puteó, pero uno sabe lo que es el fútbol y lo que son las pasiones. Yo vine a hacer mi trabajo y por suerte nos vamos con la clasificación, que es lo que vinimos a buscar”, dijo Romero tras el triunfo.

Y aclaró: “Me mantuve sereno y no festejó la clasificación porque yo soy hincha de Racing. No le podía faltar el respeto a la gente. Racing fue quien confió en mí cuando yo tenía 15 años, me dieron la oportunidad cuando me vine a Buenos Aires para empezar a hacer mí carrera”.

Habrá que sumarle un gran poroto entonces a Juan Román Riquelme, el dueño del fútbol en Boca. Y es que el vicepresidente apostó por Romero cuando todos los hinchas le pedían que hicieron un esfuerzo por retener a Agustín Rossi, un arquero ataja penales. Pero Riquelme se mantuvo firme en su decisión de contratar a Romero y el tiempo le dio la razón: fue vital en la definición contra Nacional y frente a Racing. En Boca atajó 8 de los 14 penales que le patearon.

“Pasó Boca por Chiquito Romero. Los pateadores de Boca acertaron, el fútbol es así. Merecíamos pasar. Hicimos gran partido en la Bombonera y acá Racing no fue superior. Se hizo justicia y nos vamos con alegría”, resumió el uruguayo Cavani, regalándole un mimo a Sergio Romero, el protagonista estelar de noche en Avellaneda.

“Sabíamos que íbamos a sufrir, pero somos justos ganadores”, analizó Rojo. Y cerró: “En la merienda hablamos con Romero y dijimos que teníamos que mantener el cero en nuestro arco porque después lo tenemos a él”.

El vuelo de Romero en los penales ante Racing: atajó dos. Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni.

Contáctese con la Producción de Catamarca Play 383 4 351218

También le puede interesar