Connect with us

Hi, what are you looking for?

Salud

Inyecciones para adelgazar: ¿sos candidato a usarlas?

  • Son un avance, una bisagra cientifica, pero no una solución mágica.
  • Y se vienen más novedades.

Existe consenso mundial de que el tratamiento de la obesidad se basa en los cambios del estilo de vida, que involucran alimentación saludable, actividad física, sueño y descanso adecuados, relaciones de calidad, manejo de adicciones y obsesiones, y gestión del estrés.

Pero hay personas que no pueden lograr o sostener estos cambios.

La obesidad es una enfermedad crónica inflamatoria tratable y por suerte contamos con nuevas alternativas terapéuticas. Hoy quiero contarles qué son los nuevos medicamentos inyectables, cómo funcionan y qué se viene en un futuro cercano.

Después de muchos años sin novedades en el mercado farmacológico antiobesidad, aparecieron nuevos medicamentos, en nuestro país, todos inyectables, por ahora.

Están basados en hormonas naturales que se liberan en el intestino ante la llegada de los alimentos. Estas hormonas encienden zonas del cerebro que inhiben el comportamiento de comer, parecen decir “basta, ya comiste suficiente”, otorgando mayor sensación de saciedad.

Por otro lado, mantienen la comida mucho tiempo en el estómago e intestino. Finalmente, en caso de que exista un aumento de la glucosa en sangre, estimulan la secreción de insulina en el páncreas, mejorando la glucemia. Conviene aclarar que en las personas con diabetes tipo 2 y con obesidad, estas funciones están alteradas, por eso la mayoría sigue comiendo aun estando satisfechas.

Los análogos de estas hormonas naturales imitan sus efectos, pero tienen una particularidad: duran mucho más tiempo en sangre. Mientras que la hormona natural dura unos pocos minutos pues es rápidamente degradada, los medicamentos inyectables tienen un efecto que se prolonga hasta una semana.

Todo este nuevo grupo de medicamentos nació originalmente para el abordaje de la diabetes y luego se observó su eficacia para el tratamiento de la obesidad.

Pero sus efectos van más allá. Estos nuevos medicamentos no solo ayudan a perder peso y previenen la diabetes, sino que además protegen el riñón y el cerebro, previenen ACV, tienen efecto antiarritmia cardíaca, mejoran la insuficiencia cardíaca, y reducen la muertes de causa cardiovascular.

En nuestro país tenemos disponibles para tratar el exceso de peso los de primera generación, llamados agonistas GLP1, como la liraglutida indicada para diabetes y la obesidad, y la semaglutida, actualmente en uso en personas con diabetes y aprobada en octubre 2023 para el tratamiento de la obesidad (aunque todavía no está a la venta).

Lo que se viene

Pronto estarán llegando los de segunda generación. De hecho, en el Congreso Europeo de Obesidad 2024, que cerró ayer en Venecia, se presentaron la novedades que hay en medicamentos basados en dos tipos diferentes hormonas naturales juntas, en una sola inyección, como la tirzepatida (que combina GLP1 y GIP) o CagriSema (GLP1 y Amilina).

Y también se presentaron los avances en los medicamentos de tercera generación, llamados triagonistas, porque una sola molécula inyectable es agonista, es decir, estimula tres hormonas intestinales diferentes, por ejemplo, GLP1, GIP y Glucagon, como la retatrutida..

Nunca habíamos visto medicamentos tan potentes. Para que tengan un idea, con cambios de estilo de vida se puede perder un promedio de 5% de peso; agregando fármacos potentes, un 10%. Ahora con las nuevas drogas ya es posible perder más del 20% del peso. Estamos hablando de que estos fármacos van a ocupar un espacio que antes solo tenia la cirugía bariátrica.

¿En quiénes están indicadas estas inyecciones?

La indicación se hace de acuerdo al índice de masa corporal (IMC) que se calcula dividiendo el peso por la altura al cuadrado. Por ejemplo, si una persona pesa 70 y mide 1.60, debe hacer 70 dividido 1,60 x 1,60. Se considera “peso normal” cuando el IMC entre 18,5 y 24,9. Por encima de 25 se considera sobrepeso y, a partir de 30, obesidad.

Los medicamentos inyectables están aprobados para personas con IMC superior 27 siempre que además presenten alguna enfermedad más (artrosis de cadera, hipertensión, glucemia alterada, hígado graso) o aquellos con IMC mayor a 30.

¿Quién lo tiene que indicar? Un médico. Es un fármaco que se vende bajo receta pues la obesidad es una enfermedad. No se trata de una medicación indicada por estética, más alla de que figuras famosas la usan off label (fuera de prospecto) para adelgazar, sin tener exceso de peso.

Vos me preguntarás: ¿por qué tengo que usar medicamentos para perder peso? Porque quizás no pudiste cambiar comportamientos sin ayuda. Es decir que, aunque sabés que la cantidad adecuada es dos porciones de pizza, no podés parar antes de terminarte la quinta.

Otra consulta que me hacen muchos pacientes es por cuánto tiempo tienen que usarlos. A lo que yo suelo responder con otra pregunta: ¿le sacarías un remedio a una persona que tiene hipertensión, diabetes o colesterol? Seguramente no. Este es el mismo caso: los remedios para la obesidad se deben usar el tiempo que sea necesario o útil y siempre la dupla médico-paciente es quien tomará la mejor decisión.

Los fármacos para la obesidad requieren prescripción médica. Foto Shutterstock.Los fármacos para la obesidad requieren prescripción médica. Foto Shutterstock.

Bisagra, no magia

Contrario a los que muchos creen, no son soluciones mágicas sino fármacos que, en su mayoría, ayudan a mejorar la saciedad, es decir, a comer menos, pero no evitan el sedentarismo, no mejoran tus relaciones sociales, no gestionan tu estrés y no hacen que duermas mejor, todos componentes del estilo de vida que contribuyen al control del peso y la salud. Por eso siempre debés asociarlos al medicamento que te recetan para perder peso y ganar salud.

Si vivís con sobrepeso o tenés obesidad, podés consultarle a tu médico si tenés indicación para utilizar estos nuevos medicamentos inyectables. La decisión -siempre informada- la pueden tomar entre ambos.

Y como te digo siempre: cada uno elige en qué cuerpo quiere vivir, pero la obesidad es una enfermedad inflamatoria crónica y vos tenés derecho a un cuerpo cómodo y sano.

***

¿Te perdiste alguna cita al consultorio?

Encontrá las últimas acá:

Contáctese con la Producción de Catamarca Play 383 4 351218

También le puede interesar