Connect with us

Hi, what are you looking for?

Economia

Cambio de expectativas con el alza del dólar blue: impacto en los precios

El dólar oficial marca el pulso en las góndolas, pero los saltos cambiarios complican las expectativas y ponen combustible al mal humor, según especialistas.

Economistas y especialistas consideran que la disparada en los dólares libres terminará influyendo en las expectativas de la formación de precios, por lo que tallará en la inflación en forma indirecta.

Los empresarios suelen decir que sus precios se rigen por el tipo de cambio oficial. Pero cuando están complicados con autorizaciones para importaciones y tienen cierta urgencia por alguna cuestión, suelen recurrir al “contado con liqui”, según explican, solo bajo la condición de no ser nombrados.

“La experiencia histórica demuestra que más temprano o más tarde, el paralelo se filtra en la vida diaria por múltiples lugares y va a la inflación”, según Guillermo Oliveto, consultor especializado en consumo.  “Está el riesgo de que el tipo de cambio paralelo empiece a ser más relevante en la formación de precios”, observa Lorenzo Sigaut Gravina, director de Análisis Macroeconómico de Equilibra. “Hay impacto indirecto a través de las expectativas. Esto puede generar que los importadores quieran cubrirse y paguen mayores costos financieros”, según Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma.

En las compañías advierten que puede haber “filtraciones”, es decir que la cotización de dólar blue termina reflejándose en algunos de los precios. “No siempre se consigue dólar oficial. Y si hay apuro por alguna pieza o insumo, se recurre a las alternativas, que son más caras. Eso hay que llevarlo a importes”, comenta un empresario del sector alimenticio.

“A medida que se ensancha la brecha, está señalizando (junto con aumento del riesgo pais), que hay riesgo cambiario y de default. Estamos viendo, con esta sequía y la ola de calor (que afectó la producción agrícola), que van a ingresar menos dólares por exportaciones”, según Sigaut Gravina. “Además, no se si sabe si se va a conseguir antes del 22 de marzo un acuerdo con el FMI y todo esto genera una expectativa negativa, de deterioro de expectativas y de confianza que no necesariamente genera un saltó en la inflación, pero si suma combustible al mal humor, y un desacople para la expectativa de formación de precios”, advierte.

“Es lo mismo de siempre. No es impacto directo, porque las importaciones y exportaciones van por el dólar oficial. Pero si hay impacto indirecto y de expectativas,”, dice Caamaño. “Esto puede generar que más importadores quieran cubrirse, entonces paguen mayores costos financieros, por ejemplo en futuros, porque ven la brecha como un indicador de devaluación futura”, destaca.

“Los argentinos son expertos en dólar e inflación. Más allá de las precisiones técnicas y los conceptos teóricos, el dólar en nuestro país es un tema cultural. Por eso cuando sube el paralelo que es el dólar que la gente puede comprar, de una u otra manera se filtra en la economía cotidiana”, describe Oliveto.

La inercia local en que inflación y dólar se alimentan es observada por los consultados. “Muchos bienes se importan a dólar oficial. Pero si hay crecientes restricciones para acceder a ese tipo de cambio, lo que termina pasando es que las importaciones entran a valor de dólar paralelo o algún intermedio (entre oficial y paralelo), Oliveto.

“La suba de los dólares alternativos tiene nulo impacto directo o se puede decir que es muy acotado”, dice Lorenzo Sigaut Gravina, “El interrogante es cuando eso se combina con restricciones a las importaciones. Si una empresa no puede comprar un bien al dólar oficial, esto empieza a tener mayor relevancia. Y esto en algunos meses ha pasado”, explica.

En ocasiones en que reforzó el cepo, el Banco Central les ha indicado a empresas que no podía habilitarle dólares al tipo de cambio, Esto los llevó a utilizar sus propios dólares para algunas operaciones. “Esa mercadería o esos bienes, comprados con paralelo, se valúan a ese dólar y no al oficial”, explica un importador.

“Los importadores pueden ver la brecha como un indicador de devaluación futura o problemas futuros para acceder a las divisas. Esto puede llevarlos a correcciones “caseras”, aumentando los márgenes para cubrirse. Lo mismo, llevado a lo largo de todas las cadenas comerciales, posee impacto en los costos de cobertura y márgenes. No es un impacto directo, pero existe”, desglosa Caamaño.

Contáctese con la Producción de Catamarca Play 383 4 351218

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También le puede interesar