Boca Campeón de la Supercopa Argentina

102 0

Luego de empatar el marcador en cero definieron por penales 

El impactante espectáculo previo a la salida de los protagonistas cargó de expectativa al Malvinas Argentinas. El juego de luces, la pirotecnia y el color en las tribunas le dieron paso al himno nacional argentino antes de que la pelota comience a rodar en Mendoza.

La primera amenaza la firmó el equipo de Gustavo Alfaro a través de una proyección de Julio Buffarini. La infracción que recibió el ex lateral de San Lorenzo y Ferro fue ejecutada por Mauro Zárate para que Emmanuel Mas gane en el área adversa, pero el destino de su cabezazo fue desviado. Desde el principio el Xeneize demostró una jerarquía superior al de su rival.

La vía aérea parecía ser la fórmula ideal para el boquense para lastimar. Un anticipo de Izquierdoz, alguna duda de Ledesma y una pirueta de Benedetto volvieron a poner a Boca al borde del gol, pero la fortuna volvió a estar del lado rosarino. La única herramienta viable en la que podía contar Diego Cocca era en los intentos de sus dirigidos de enfriar el partido.

Antes de llegar a la media hora Central logró exigir a Esteban Andrada con un violento remate de media distancia de Rodrigo Villagra. El chico de Morteros se adueñó de un despeje y desenfundó un disparo que tenía destino de red, pero el ex arquero de Lanús desactivó con soberbia.

Antes de la finalización del primer tiempo una intervención de Sebastián Villa tuvo una aparición notable por el sector derecho que generó suspenso. El colombiano buscó con una emboquillada fantástica que sacó de escena a Ledesma, pero su definición se fue a centímetros del palo derecho del arquero.

En el complemento la producción de Boca fue tan pobre que Rosario Central se animó a jugarle de igual a igual el duelo a la potencia del continente. Los errores defensivos de Andrada no fueron capitalizados por los hombres del ataque del Canalla.

Como el terreno tampoco contribuía en la estética del pleito, el Xeneize basó sus aspiraciones en la pelota parada a cargo de Mauro Zárate. Además, en las escasas ocasiones que lograron gestar a través de las triangulaciones compuestas por Tevez (reemplazó a Reynoso), Benedetto y Nández, el uruguayo terminó las acciones con disparos desviados que no inquietaron a Ledesma.

En la etapa final del espectáculo se vivió el momento más emotivo de la noche. La molestia muscular que sacó del partido a Mauro Zárate le dejó el lugar a Pavón, quien le dio mayor vértigo a la ofensiva del xeneize.

Incluso con el ex wing de la Selección el elenco de Gustavo Alfaro tuvo la chance más clara para quedarse con la victoria en una jugada que no permite ningún análisis. El centro de Villa buscó a Benedetto, pero el arquero se lució con una tapada notable. En el rebote Pavón sacudió de lejos y le reventó el travesaño a un rival que celebró la decisión de Rapallini al no otorgarle el presunto gol al boquense.

La continuidad de la escena siguió con otro palo que le ahogó el grito al ex Arsenal, en una ocasión similar a la que se dio en el cierre del cotejo, cuando Rinaudo cabeceó contra su propia valla y el caño volvió a evitar el tanto porteño. Por lo tanto, la Supercopa Argentina debió resolverse a través de los penales.

Definición por los penales

Para Boca convirtieron: Benedetto, Tevez, Pavón, Villa, Buffarini e Izquierdos.

Para Central convirtieron: Ortigoza, Gil, Parot, Zampedri y Caruzzo.

A Rinaudo le contuvo su disparo el arquero de Boca Andrada.

Deja tu comentario – Producción: Cel.: 383 4 351218

Noticias Relacionadas

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *