Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Alberto Fernández dijo que Cristina Kirchner tiene “una mirada parcial” y que lo preocupa “la obstrucción al Gobierno”

En España, salió a contestarle a la vicepresidenta. Afirmó que ella “desatiende que vivimos en una pandemia”. Además, anunció que buscará la reelección en 2023.

Cambia, todo cambia. Cuando este martes aterrizó en Madrid, en el inicio de su gira por España, Alberto Fernández no tenía previsto -al menos eso le había dicho a los suyos- escalar la interna con Cristina Kirchner. Al cabo, en el vuelo chárter de Aerolíneas Argentinas que lo trajo desde Ezeiza había dicho que “no” se iba a subir al ring. Pero, menos de doce horas después, el Presidente se soltó en una entrevista con el diario El País -habló sólo con medios locales, en el cierre de la gira lo haría con los argentinos- y apuntó por primera vez en forma directa a las críticas que le realizó su vice: “Tiene una mirada parcial que desatiende que vivimos en una pandemia“, lanzó. Un rato después confirmó que “definitivamente” irá por la reelección.

El dardo a su socia fue concreto, al ser consultado específicamente sobre los cuestionamientos que el viernes, desde Chaco, planteó Cristina, al asegurar que el Frente de Todos “no le está haciendo honor a la confianza que depositaron” los votantes en 2019.

“Creo que [la de Cristina] es una mirada parcial, absolutamente económica, que desatiende todo los que nos tocó pasar en el medio. Vivimos una pandemia, una tragedia que la humanidad vive muy de tanto en tanto, que se ha llevado 6 millones de vidas en el mundo, más de 100.000 argentinos. Y con todo, logramos que ningún argentino se quedara sin la atención médica que necesitaba“, replicó, con dureza, Fernández.

“Respeto lo que dice, pero pido que respeten lo que digo yo”, agregó. Y, para dejar en claro que ninguna frase fue al pasar, infló el pecho: “Desde 2019 decían que yo sería un títere de ella. Pero la verdad es que yo tomo las decisiones”.

También, aseguró que “no” le preocupa el debate. “Me preocupa, la obstrucción al Gobierno”, diferenció.

Lo curioso es que en el avión, según reconstruyó este diario, el jefe de Estado había buscado desdramatizar las declaraciones que el lunes hicieron los ministros Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), quienes respondieron a las críticas de Cristina. El mandatario había dejado en claro que, al menos de su parte, el tema no iba escalar. “Está bien (que hayan hablado) para aclarar algunas cosas y que no haya confusión”, apuntó, en un intento por relativizar la orden que les dio a sus dos funcionarios de que salieran a contestar “errores” de la titular del Senado.

Alberto Fernández junto al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Foto EFEAlberto Fernández junto al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Foto EFE

No me subí a ningún ring. Si me tengo que pelear, lo tengo que hacer con los otros, con la oposición, no con los nuestros”, le dijo Fernández a un integrante de la comitiva que lo acompaña en Europa. Se trata de una tropa acotada y bien “pura” albertista: el canciller Santiago Cafiero, y los secretarios Gustavo Beliz (Asuntos Estratégicos), Julio Vitobello (Presidencia), Gabriela Cerruti (Comunicación y Prensa) y Cecilia Todesca (Relaciones Económicas Internacionales). Luego, ese concepto lo reafirmó ante los enviados argentinos.

Un rato más tarde, sin embargo, decidió ponerse él mismo al frente de una estrategia totalmente opuesta, para desactivar los reproches K.

“Tengo un enorme respeto por Cristina. Ella representa en la historia algo significativo, y en el presente es líder de un espacio importante. Pero hay cosas en las que no comparto su mirada. Además he sido públicamente crítico con su gestión de gobierno. Todo el mundo sabe que tengo una mirada diferente“. enfatizó. Fue otro filoso mensaje.

En rigor, con su discurso del viernes en el que avaló públicamente que haya “debates” en el FDT y aseguró que lo suyo con Fernández no se trata de una pelea, Cristina le allanó el camino al Presidente para soltar a sus funcionarios de confianza y que salgan a confrontar con el kirchnerismo.

Como suele ocurrir cuando el jefe de Estado suelta una frase polémica, tras el impacto que generaron estas declaraciones, en la tarde-noche del martes de Madrid, desde la comitiva intentaron bajarle el tono a sus dichos. Aseguraron que “es lo que dice siempre”, que “no es ningún secreto” que se enfrentó públicamente con Cristina durante su segundo mandato. Y remarcaron que “el enemigo es (Mauricio) Macri” y que la unidad “no está en duda”.

En esa línea, afirman que el Presidente sabe que la puja con Cristina llegó para quedarse y que las diferencias y matices con La Cámpora y el kirchnerismo duro se mantendrán hasta el final de su gestión. Y que las discusiones se dirimirán en las PASO presidenciales de 2023.

Aunque aturdido por el fuego amigo, a Fernández sin embargo dice no inquietarle que algunos dirigentes del FDT se hayan anotado en la carrera presidencial, como es el caso del gobernador de Chaco, Jorge Capitanich; y tampoco le generan ruido los movimientos que hace el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Es, al cabo, el dirigente de primera línea de La Cámpora que en medio de los ataques de Andrés “Cuervo” Larroque se mostró más cercano y buscó tender puentes.

El Presidente es consciente de que tantas aspiraciones individuales forzarán inevitablemente una competencia electoral, de la que no se baja pero que no lo tendrá como único protagonista en el frente interno. A algunos colaboradores suyos los inquieta esta situación. A quienes le consultan a él les responde: “Yo fui quien abrió el debate en el acto del 17 de noviembre para que haya internas y planteé que vayamos a las PASO”.

No se lo dijo a nadie arriba del avión pero, a pesar de que la economía tiembla al compás de la inflación, de que ante su par del Gobierno de España, Pedro Sánchez, admitió que la “Argentina tiene problemas distributivos” y que desde el cristinismo dejan trascender sobre el desencanto de Cristina por ungirlo en 2019, en el entorno presidencial anticiparon durante la jornada que no se bajaba de la carrera por la reelección, algo que confirmó en la noche de España, en una nota con TVE: “Definitivamente“, respondió al ser consultado si buscará un mandato más. “Estoy absolutamente con toda la fuerza necesaria para que la Argentina se ponga de pie“, agregó.

La peculiar respuesta cuando le preguntaron por su reelección

El diálogo con la televisión española, el Presidente blanqueó su aspiración de buscar un nuevo mandato en 2023.

Periodista: -¿Se ve usted con fuerzas, no solo de terminar su mandato, sino de presentarse a la reelección en 2023?

Fernández: -Estoy absolutamente con toda la fuerza necesaria para que la Argentina se ponga de pie y la voy a poner de pie.

-Entiendo que ha dicho, más o menos, que sí.

-Definitivamente. Definitivamente. Si hay algo que nos pasa a los peronistas es que nunca nos damos por vencidos. Nos mataron mil veces, nos persiguieron, nos desaparecieron, nos derrocaron una y otra vez. Nosotros no sabemos de qué se trata eso de bajar los brazos.

Contáctese con la Producción de Catamarca Play 383 4 351218

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También le puede interesar

Política

El Presidente participó de un encuentro online junto al presidente de Rusia. También estuvieron Xi Jinping, Jair Bolsonaro y los otros líderes de este...

Ciencia

Astrónomos chinos hallaron el extraño objeto que es tres veces más masivo que el Sol orbitando cerca del centro de nuestra galaxia. Astrónomos observaron...

Nacionales

El testimonio de los damnificados durante la protesta que los transportistas realizaron cerca de San Nicolás, sobre la Autopista Buenos Aires – Rosario El...

Política

El caso por el presunto cobro del 2% de sus haberes por parte de dirigentes que integran la Unidad Piquetera recayó en la fiscalía...